Informe de desempleo: No hay necesidad de estar aterrorizado

El viernes pasado, la Oficina de estadísticas laborales (BLS por sus siglas en inglés) publicó su último informe de los empleos. Reveló que el cierre económico necesario por COVID-19 hizo que la tasa de desempleo aumentara al 14.7 %. Muchos anticipan que el próximo mes el porcentaje podría ser aún mayor. Estas cifras representan las dificultades extremas que muchas familias están experimentando en este momento. Ese dolor no debería ser subestimado.

Sin embargo, tampoco se debe exagerar el daño a largo plazo que causará la pandemia. Hubo numerosos titulares afirmando que la perturbación actual en la economía es similar a la Gran Depresión, y mucho de esos artículos están pidiendo un Armagedón total. Algunos expertos están dando un paso adelante para refutar esas afirmaciones.

En un artículo del Wall Street Journal (WSJ) del fin de semana pasado, John Zumbrun, corresponsal nacional de economía del Journal explicó:

“Las noticias a menudo describen la recesión económica mundial inducida por el coronavirus como la peor desde la Gran Depresión…la comparación hace mas para aterrorizar que para aclarar”.

Zumbrun continúa explicando:

“De 1929 a 1933, la economía se redujo durante 43 meses consecutivos, según estimados contemporáneos. El desempleo subió casi el 25 % antes de comenzar lentamente su descenso, pero se mantuvo por encima del 10 % durante toda una década… Esta vez, muchos economistas creen que un repunte podría comenzar este año o principios del próximo año”.

Aquí hay una gráfica que compara las cifras actuales de desempleo (reales y proyectadas) con las de la Gran depresión:

Es evidente que las dos situaciones de desempleo no se comparan.

Informe de desempleo: No hay necesidad de estar aterrorizado | Simplifying The Market

¿Qué hace que esta vez sea tan diferente?

Esto no fue un colapso estructural de la economía, sino un cierre planificado para ayudar a mitigar el virus. Una vez que el virus este contenido, la economía comenzará inmediatamente a recuperarse. Esto no se parece en nada a lo que paso en la década de 1930. En el mismo artículo del WSJ mencionado anteriormente el expresidente de la Reserva federal, Ben Bernanke, quien ha hecho una extensa investigación sobre la depresión en la década de 1930, explicó:

“la quiebra del sistema financiero fue una de las principales razones tanto de la Gran Depresión como de la recesión de 2007 a 2009”. Continuó diciendo que hoy – “los bancos son más fuertes y mucho mejor capitalizados”.

¿Qué pasa con las familias y las empresas pequeñas que están sufriendo en este momento?

Pensamos en todos ellos. El informe del BLS, sin embargo, mostró que el noventa por ciento de las pérdidas de empleo son temporales. Además, muchos están recibiendo ayuda para sobrevivir a esta pausa en su situación laboral. Durante la Gran Depresión no hubo un seguro de desempleo patrocinado por el gobierno, ni grandes subsidios gubernamentales como esta vez.

Hoy, muchas familias están recibiendo beneficios de desempleo y $600 adicionales por semana. El paquete de estímulo está ayudando a muchas empresas a capear la tormenta. ¿todavía hay dolor? Claro. Sin embargo, la asistencia esta proporciona mucho alivio hasta que la mayoría pueda volver al trabajo.

En conclusión,

Debemos examinar la situación actual por lo que es – una pausa predeterminada que se colocó en la economía. El país se recuperará una vez que termine la pandemia. Las comparaciones con cualquier otra recesión tienen poco sentido. Bernanke lo dijo mejor:

“No encuentro muy útil comparar la recesión actual con la Gran Depresión. La duración esperada es mucho menor, y las causas son muy diferentes”.

Echa un vistazo a los listados más nuevos del área

107 Properties
Page 1 of 9

Post a Comment